lunes, 15 de agosto de 2011

Filosofía Kármica

Me levantaron temprano los enanos, fuimos a desayunar y luego a buscar a madre para votar. Ella y yo nos preguntábamos: se cumplirá un milagro para Altamira?

El lunes cumplía mis 40, no podría decir que hayan sido todas primaveras, pero sí su gran mayoría.

Decidí que mi forma de festejarlo sería viajar el domingo con madre y enanos a Colonia del Sacramento, hacer noche, y amanecer allí. Y así lo hicimos.

Salimos de la rutina. Para los enanos era toda una novedad y para mi un momento muy movilizante acompañada de mis seres queridos.

Estuvo todo hermoso, mi madre llevó diapositivas de cuando yo tenía la edad de Nico y habiamos viajado con ella, mi hermana y mi padre alli!

Mismos paisajes, en otro tiempo y espacio. La concretud de la circularidad de Moebius de la vida.

Me llamaron y escribieron todas las personas que quiero, incluso alguna que hacía como 17 años con la que no hablaba o de la que desconocía paradero.

Mi terapeuta me dijo días atrás: claro, estás así, con esa sensación de rareza y volcán interno porque, estás cosechando lo que sembraste, y nada malo puede salir de esa siembra tuya.

Dueeeeeerme, dueeeeeerme negrito...

http://www.youtube.com/watch?v=gKgEBBUI6U4&feature=youtube_gdata_player

2 comentarios:

ylek dijo...

40?!
la mejor edad!!! :-)

felicidades reina :-*

Marita dijo...

Esa canción marido se la cantaba antes a los chicos, ahora ya no, porque lloran de tristeza!

Felices 40, lo mejor esté llegando!