viernes, 11 de junio de 2010

Vida

Este miércoles hubo una reunión de trabajo, mas luego un almuerzo rico y conversación agradable, estaba entre los presentes un señor, un caballero, de esos con los que te da placer compartir un momento, nos saludamos con un hasta pronto y alguna broma de continuar haciendo actividades juntos.

Al otro día me entero que ese miércoles a la tarde fallece en un accidente automovilístico.

En menos de una semana vuelvo a quedarme helada. La finitud una vez más marcando terreno, se muestra sin prejuicios, abiertamente, ya la soñé con distintos aspectos y sonrisa sarcástica, odiable, declarando algo por lo bajo que no he logrado comprender.

Además de lo obvio, ¿qué carajo estás queriendo decir vida mía?

5 comentarios:

Poli dijo...

Yo imaginé conexión...y plaf! ese mismo miércoles?? No es demasiado?
Te entiendo, esos sopapos que te dejan helada y sin palabras, y de la pregunta no sé porque ultimamente a menudo me la hago.

Flor dijo...

Lo del portero ya me había dejado un mal sabor de boca pero ésto es TOO much. Impresionante.

Anónimo dijo...

La cita que teniamos, se acuerda? la dejamos para otro día , estoy ocupadisimo, no voy a poder ir, disculpe.....
(por las dudas vio).
Capitan del Espacio.

Jime dijo...

eso Capitan, no jodas mucho que tengo puesta la capa negra

Guada GN dijo...

Dos al hilo? Que feo es cuando pegan en el poste de esa manera...