miércoles, 24 de marzo de 2010

Narcisos

- a mí se me hace que la cosa viene más por el lado del narcisismo, digamos que luego de una ruptura de pareja el abandonado aparentemente permanece en un estado de “sufrimiento por amor” -hacia el abandonador-, cuando en realidad sufre por sí mismo… también esto es un golpe bajo para el abandonador, no?... aceptar que en realidad el ser del que se separó no sufre por él sino que de amor propio... todo un tema
- aah, y entonces narcisista y egocéntrico serían lo mismo?
- el egocéntrico es el que se cree que es el ombligo del mundo, está más relacionado a la inmadurez, es como un capricho infantil, el narcisista es el que se ama tanto a sí mismo que carece de capacidad amatoria hacia otros seres, algo que puede ser muy dañino para los que se involucren afectivamente con ellos…

… H. Ellis postulaba que el narcisismo se trataba de “una metáfora de amor desmesurado hacia uno mismo”; algo que luego Freud desarrolló en: “Introducción al narcisismo”

Se dice que necesitan ser admirados, que piensan que deben ser queridos por sus parejas sin necesidad de correspondencia, que suelen ser arrogantes, manipuladores, que fantasean con lograr el éxito y poder en cantidades ilimitadas, etc.

Esa incapacidad de amar puede trasladarse inclusive a su propia descendencia, porque se ven a sí mismos en ellos, sus hijos son brillantes porque ellos son brillantes.

Ahora, que quilombo se arma si sus hijos no son brillantes!

4 comentarios:

Madame Lulu dijo...

prefiero las dalias

Maisa dijo...

Clap Clap Clap!!!

Por tu post, y por el comentario de Madame Lulú.

Marchen dalias, por favor...

Lua dijo...

Si sus hijos no son brillantes según la mirada del narciso, serán de seguro brillantes a su modo. Lo mismo que decir que lo habrán logrado. Saludo!

Jime dijo...

obvio